Autor: Carlos Resa Nestares

Año: 2002

Fragmento del original: El caso Guamúchil – la detención de no sé sabe qué numero de soldados por su colaboración con los cultivadores de drogas en el estado noroccidental de Sinaloa, en México – y la sentencia a los generales Humberto Quirós Hermosillo y Mario Arturo Acosta Chaparro ha reabierto el viejo debate sobre la participación de las fuerzas armadas en lucha contra la producción y el comercio de drogas ilegales. Que sí, que no, que tal y que cual… La discusión, como antes y como siempre, está polarizada en dos trincheras irreconciliables que presentan argumentos simplones y simplistas casi por igual.

Para leer el documento completo presione aquí