Toda violencia tiene una lógica tras de sí, que la busca justificar en términos prácticos y legitimar en términos simbólicos y jurídicos. La experiencia en Morelos, en su gravedad, no es la excepción. En este volumen, autores, editores y coordinadores hemos puesto dedos en llagas que la propia investigación (incluyendo motivaciones metodológicas y analíticas) han sugerido hacerlo. Quien observa el fenómeno de la violencia puede entenderla y racionalizarla a partir de conocer sus fines, desglosar sus intereses, analizar su lógica y la forma en que sus consecuencias se expresan y reinciden nuevamente en la significación del uso de la violencia. Después de todo, cada caso requiere estudiarse en su dimensión empírica y aquí se hace el ejercicio para el estado de Morelos.

Texto completo, pulse aquí

 

@casede_org