Por Periodistas en riesgo

Guerrero

Reporteros que enfrentan de manera cotidiana agresiones verbales o la posibilidad de ataques físicos de parte de autoridades, policías, fuerzas armadas, grupos criminales, activistas sociales, todo desde una precaria situación laboral, con pocos recursos de protección.

Esta es la realidad que viven los periodistas de Guerrero, de acuerdo con una evaluación de riesgos llevada a cabo por Freedom House y el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ) con la cooperación de la Red de Periodistas de a Pie y la organización Periodistas sin Fronteras y el apoyo de la Fundación MacArthur. La evaluación se realizó en el contexto de una situación de conflicto en la entidad, en medio de la tensión que se vive tras la desaparición de 43 estudiantes normalistas en Iguala, la colusión de autoridades y grupos del crimen organizado y la radicalización de movimientos magisteriales.

Reporte completo, click aquí

Veracruz

Veracruz se ha convertido en el estado más peligroso para el ejercicio del periodismo en México, no sólo por la cantidad de agresiones que sufren reporteros, editores, fotógrafos, camarógrafos, directivos o trabajadores de medios, sino también por la variedad en los tipos de agresiones, que abarcan desde el secuestro y homicidio hasta los ataques digitales, pasando por golpizas, amenazas o ataques a instalaciones o incluso viviendas de periodistas.

A esta situación de vulnerabilidad se suma una precaria condición laboral para los periodistas, que hacen su trabajo con bajos salarios y nulas prestaciones, y en varios casos trabajando para medios que tienen intereses políticos por ser propiedad de funcionarios públicos o sus familiares.

Reporte completo, click aquí

@casede_org